MAMIŅA, SU HISTORIA  
 
  HISTORIA 19-10-2017 10:41 (UTC)
   
 

          HISTORIA

    Hace mucho tiempo, cuando recién el Inca Manco Cápac I, mítico soberano inca que, junto con su esposa y hermana Mama Ocllo, fundó la ciudad del Cusco (Cuzco) e instituyó la monarquía hereditaria en la persona de su hijo Sinchi Roca.   Manco Cápac I es el protagonista del mito de origen más importante de la tradición inca, según el cual, los hermanos Ayar surgieron de una de las cuevas que existían en Tampu Tocco, dentro del emplazamiento de Pacaritambo. Instaurador del culto solar, se hizo reconocer como hijo del Sol, dando origen a la religión oficial inca, que se extendería, más tarde, por todos los territorios del Tahuantinsuyu (Imperio de las cuatro regiones) Aunque nos encontramos ante una figura mitológica cuya tradición se hunde en la leyenda, no se debe descartar que existiera un personaje histórico que reinara bajo ese nombre a finales del siglo XII de nuestra era. ...
 
En sus Comentarios reales narra la historia del Imperio inca. Durante el periodo de literatura colonial, que generalmente reflejaba las tendencias dominantes en la literatura castellana, surgieron expresiones que rescataban las tradiciones del pueblo quechua. Ejemplos de eso son el poema Apu Inka Atawallpaman, que documenta la muerte del último Inca, y el Ollantay, drama quechua de fines del siglo XVIII. Los escritores coloniales eran españoles residentes en el país, como Mateo Rosas de Oquendo y Juan del Valle Caviedes (c. 1645-c. 1698), ambos poetas satíricos, o criollos como el cuzqueño Juan de Espinosa Medrano, El Lunarejo (1632-1688), alta expresión de la prosa culterana. "Literatura peruana." 5-
 
   Con estos datos el lector entenderá del porque es difícil saber el verdadero origen de Mamiña, puesto que no hay mucha escritura sobre los territorios del imperio pero si se asegura que los antiguos moradores no Vivían precisamente en Mamiña, sino que tenían residencia en el pueblo de Quipisca, ubicado frente al “corte” que hoy se llama “Cuesta duplijza” Mamiña era sólo una “vivienda” o sea un grupito de chozas destinadas a servir de refugio temporal a los pastores, era en resumen algo transitorio para la vida seminómada de esta gente, que iban allí con su ganado a pastorear y para extraer de las canteras la piedra de origen volcánico, que era utilizada para la construcción de casas, corrales y acequias de regadíos.
 
Al adentrarnos en el verdadero origen de la localidad de Mamiña debemos escudriñar mucho para dar con la certera respuesta del origen de esta aldea que nos remonta al Imperio Incaico, cuando el Inca Manco Cápac comenzaba a estructurar el imperio de Tahuantisuyo las furias de la naturaleza se desataron en la cordillera y los deshielos aumentaron en ese entonces y con el caudal de las fuertes lluvias dieron forma a un gran aluvión, que tronando bajó por las quebradas. Las aguas tumultuosas arrasaron con el sector de Quipisca y los arroyos perdieron su “pie” al llevarse la tormenta la arcilla de su lecho. Al terminar la avenida de agua la permeabilidad del terreno impedía el aprovechamiento de tan vital elemento y las cosechas se secaron. Luego los habitantes de aquel sector se arraigaron en lo que hoy conocemos como Mamiña, en donde comenzaron a sembrar y trabajar aún más en la piedra volcánica.6
 
        Al buscar los inicios de Mamiña como poblado, se hace muy difícil encontrar el árbol genealógico, solo existe el legado de las versiones que se ha ido heredando de los antepasados que han trasmitido su parte de la historia generación tras generación, la presencia del hombre en Mamiña data desde hace muchos miles de años atrás, y prueba de ello son las evidentes muestras arqueológicas que nos han dejado como El Pukara, ciudad fortaleza de origen prehispánica que se ubica al este del poblado sobre un cerro isla, desde el cual se domina el valle con toda magnitud, estos sitios eran estratégicos, en las culturas Incaicas debido a su altura y visibilidad para protegerse, de posibles ataques; allí podemos aun encontrar restos de cerámicas, petroglifos geoglifos, esto demuestra con certeza que hubo asentamientos humanos anteriores a la ocupación incaica.
 
     Además la existencia de vida estable en este sector, según estudios arqueológicos de los diferentes sitios cercanos al nuestro poblado, sitúa asentamientos tempranos en el año 900 o 1.000 D.C., siendo la ocupación en el sector de Quipisca la que podría considerase como el poblado predecesor de Mamiña o la cuna de los nuevos habitantes de las termas de Mamiña, no obstante, las primeras referencias escritas de este territorio se conocen en el tiempo de los Españoles en el siglo XVI, donde se ocuparon indudablemente las partes más bajas de la región, como Azapa, Lluta y Tarapacá y en forma excepcional la localidad de Pica, donde Mamiña quedó ubicada en el limite de dos dádivas: Las de Lucas Martínez Begazo, que correspondía a Tarapacá y la de Andrés Jiménez que correspondían a Pica y Loa.
        Según Jorge Checura Jeria en el libro MAMIÑA Y SUS LEYENDAS, nos señala que
 “ El cacique Pascual Cautín Ipacho reorganizo su pueblo en las tierras de Mamiña, parcelando y entregando a cada grupo familiar un terreno apto para el cultivo.8C
           
 
 VENGA A MAMIÑA 
!LO DISFRUTARA!!

macolostermas@gmail.com 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  MAMIÑA SU HISTORIA
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

  Publicidad

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=